sábado, 2 de junio de 2012

La yegua "dale-dale"

(   Esta historia fue interrumpida por el detalle de un accidente que me tiene enyesado y contrariado con este fucking sistema de seguridad social   y por mi mírada sobre un reality de la televisión chilena ) Para quienes me han seguido continuaré con la vida de Manuel , un no siempre bien ponderado emprendedor y político .

     Logró con el paso de los días encontrar donde quedarse en Viña , y fue de una manera inesperada que como decimos en Chile" mató dos pajaros de un tiro " encontró una pieza y trabajo en el hipódromo de la ciudad jardín , luego de pernoctar en una pensión barata pero que se acomodaba a su reducido pecunio , salió temprano una mañana a caminar sin rumbo fijo , una mañana fría y nublada en aquel otoño  , sus pasos lo llevaron a cruzar el puente cancha rumbo al norte , y atravesar  el semáforo sumido en sus pensamientos , caminaba detrás de unas personas que entraron a un recínto desconocido para el , siguió sus pasos y quedó sorprendido , por la belleza del lugar , con sus pistas de carreras de pasto y arena , al otro lado divisaba las graderías frente a la meta , muchas personas a su lado caminaban de un lugar a otro , unos paseaban caballos fina sangre , en la pista algunos eran trabajados por jínetes , se animó a observar la actividad del recinto y  mientras caminaba por las caballerizas , se topó con un hombre de cierta edad y apariencia gentil que al verlo asomar , le dijo..:
       Estas no son horas de llegar , muchacho...dale de comer a la yegua y limpia toda esa mierdal !!
Pero es que ...no alcanzó a terminar la frase y el hombre  le dijo   ! nada de peros , muchacho acá se viene a trabajar..!..yo voy al centro a hacer unos tramites ...ah y dale un paseo que está un poco nerviosa ! exclamó , mientras contestaba marchándose ,  su celular que sonaba........
   Manuél quedó sorprendido e inmóvil  viendo como el hombre se alejaba .....Si el caballero quiere que trabajé lo haré , después veré que pasa  ...pensó . y se puso manos a la obra , entró a la pesebrera y se encontró con una hermosa yegua colorada y  esbelta , con quien comenzó el proceso de conocerse , estaba en su medio , no tardó en establecer dominio de la situación , la alimentó , limpió todo el lugar ocupando una escoba de curahuilla , una carretilla y una manguera  enrollada en una llave de agua , lo dejó impecable,   limpiando no solo el espacio de la yuega sino los doce con que contaba este corral , luego le puso una manta que tenía impresa un nombre.." dale dale" y salió del corral montado en ella , a paso lento y calmado , la yegua parecía conocerlo desde siempre , dócil al llamado de la rienda y comenzó a hacer lo mismo que los otros cuidadores  , algunos lo miraban con extrañeza sin embargo no cruzó palabra con nadie , luego de un prolongado paseo , estimó que era tiempo de volver al corral .....
Publicar un comentario