martes, 5 de junio de 2012

El POLITICO..............Y LA MUERTE DE SU YEGUA...

Le tomó mucho cariño a la yegua y a la vida que llevaba en el " Valparaiso sporting-club " , pues era una conexión con la vida que había dejado atrás , extrañaba su familia , su perro y las largas jornadas de cacería y paseos interminables montado en aquel caballo chileno , regalo de su padre con quien hizo dupla en los rodeos organizados por el club de huasos en la medialuna de su pueblo . Amaba y estaban frescos en su memoria los recuerdos de aquella vida , vestido con traje de huaso con espuelas ,manta y sombrero , corriendo novillos con su padre , al ritmo de cuecas y tonadas y bajo la atenta mírada de Rosita , en medio de un entusiasta público y a quien le dedicaba sus atajadas.......Era el primero que comenzaba la jornada en el corral y lo hacía con gusto , era bueno trabajando en cualquiera de las tareas propias de la actividad , don Roberto estaba informado de su persona a través del capataz y se sentía complacido por el trato que Manuel le brindaba a su yegua .
Una tarde don Roberto le habla con franqueza instándolo a desarrollar su vida estudiando y le hizo ver que le complacería sobremanera que se matriculara en jornada vespertina , y le dió una carpeta con varias alternativas , gesto que Manuel agradeció y cumplió a cabalidad .
Nunca en cuatro años tuvo ocasión de encontrarla , la busco durante los veranos en las diferentes playas de la ciudad , tampoco dejó de amarla y estaba convencido de qie su esfuerzo era por ella , de estar en posición de ofrecerle algo más que su desnudo corazón , persevero en sus planes y vió ganar de nuevo a su yegua dsle-dale , en el barro y en pista normal , en cortas y largas distancias , corriendo en punta o de atropellada , para luego recibirla en la troya siempre al lado de don Roberto que le pagaba bonos en su sueldo , y que le enseño a manejar pagandole  un curso de conducción y le asignaba tareas fuera del hipodromo , ayudó en un proyecto del patrón en donde le terminó de demostrar su valía , y su condición de digno depositario de la confianza que se le bríndaba.........
Don Roberto había tomado la decisión de pasar a retiro a su yegua predilecta envíandola de vuelta a su haras en Loncoche , estaba inscrita en sus dos últimas presentaciones cerrando así una campaña brillante , esa tarde del día de la carrera , Manuel sintió una especie de tristeza una pena que no sabía interpretar , se sentó como ya era habitual a ver la carrera en el mismo lugar de siempre , junto a don Roberto y el capataz , la carrera se desarrollaba con mormalidad la yegua venía colocada en el quinto lugar corriendo a voluntad , y el jinete cumpliendo la intrucción de buscar por fuera en el derecho , justo en el poste de los 200 mts con la yegua en tercera posición disponiéndose a brindar una espectacular atropellada , vitoreada por la galería , de pronto cae estrepitosamente al suelo botando el jinete y con su mano derecha quebrada , la vieja lesión le paso la cuenta , Manuel corrió como nunca saltando barreras llegó detras de la ambulancia , y alcanzó a mirarla a los ojos observando en sus pupílas una suerte de despedida y gratitud , una gruesa lágrima de hombre la despidió en el momento de su inevitable sacrificio , la acarició largamente una vez muerta y sintió una mano en su hombro que buscaba consolarlo , era don Roberto que le decía....Ahora ya no sufre , Manolito, murió como una campeona ...no te aflijas ya tendremos otra dale-dale..!!
Publicar un comentario