lunes, 3 de octubre de 2011

sábado, 1 de octubre de 2011

Tiqui-tiqui-tiii - tiquiti-taa

Se nos fue el mes de la  patria , Septiembre , los fonderos ganaron plata , en las casas humearon ricos asados ,  la cerveza , la chicha y el tintolio  se derramaron de cordillera a mar , por toda esta angosta faja de tierra , se encumbraron volántines multicolores y el pueblo a pesar de la pena , izó la tricolor y alegro su corazón  al ritmo de una cueca bien zapateada , no importando que ahora venga el cargo  en la tarjeta , del asado comido y copete tomado , que mas da , la patria estaba de cumpleaños y había que festejarla ,como Dios manda ,no importando asímismo que la patria en muchos casos estuviera lejos ....... donde hayan  familias de chilenos bien nacidos , ahí está la patria  !!     transmitiendo  a  sus hijos aquel amor entrañable  , que es dificil de entender para algunos , pero que es un sentimiento  muy fuerte sobre todo cuando se está lejos  , y te subes ,por ejemplo , al metro en alguna lejana ciudad , y te encuentras un 18 de septiembre yendo tú a tu trabajo en un día laboral normal , con una familia de chilenos , todos vestidos de huasos , con sus espuelas y chamantos , felices a celebrar esa patria lejana , con sus guitarras y panderos , y tú un perfecto desconocido , ves una pata de cueca de una pareja de niños , elegante  , bien bailada y mejor zapateada acompañados al son de las guitarras y voces  de sus familias , que transformaron aquella estación  del metro de Montreal  ,  en ese momento ,  en un pedacíto de mi Chile ,  no pudiendo contener la emoción  que me embargaba al ver al niño con el último acorde caer en una rodilla , con su brazo derecho su sombrero en alto y su pequeña china rematando la cueca coquetamente , con su pie sobre esa rodilla extendida  , y un aplauso de complacidos viajeros acompañó el   ....viva Chile  mierda..!!....que me salió del alma , ante la extrañeza de los presentes  , al ver la respuesta de todo el grupo .....viva.!! y el nudo en la garganta  me acompañó esa noche , y la nostalgia jugó conmigo confundiendo alguna lagrima mía , con el sudor de aquel trabajo , en la cocina  del hotel de la montagne ............