domingo, 13 de marzo de 2011

La Historia de Jose.

                 Valparaiso y Viña del Mar son ciudades aledañas, bañadas por un mar imponente y majestuoso que está siempre presente, al punto de hacerse parte de la cotidianeidad de los habitantes que en las alturas de sus cerros urbanizados, de sus escaleras y callejones, pueden en cualquier momento perder la mirada por un instante en el horizonte, y ver los barcos que llegan o se alejan, o el sol agonizando en atardeceres, cual bola de fuego tragada por ese mar que me brindó los mejores recuerdos de mi infancia. Muelle Vergara, la piscina que estaba en 8 norte con San Martín, el Coliseo, actual plaza frente al mall, el club Everton al cual acudía en bicicleta a jugar ajedrez durante los veranos. En fin, es y será un privilegio habitar esta zona, por toda la historia acumulada en sus rincones, en sus cerros iluminados en noches centelleantes... patrimonio, cultura, bohemia, turismo, festival, playas, son parte importante de sus activos. Lo triste es su sistema de transporte público.
              Para entender un poco más, conoceremos la antítesis de Monsieur Bom-bom, un conductor del transporte público chileno, al desnudo...
                  A José le gustaba conducir, tambien el mundo que gira en torno a su micro. Pajaseros habituales, aseadores y otros colegas conformaban su círculo de amistades mas cercanas. Había crecido en la pisadera como auxiliar y no conocia otra manera de ganarse la vida .
                 A los trece años dejó la escuela y comenzó ayudando por monedas a asear la máquinas que estacionaban cerca de su casa. Era despierto  a pesar de su evidente tartamudez. Pronto estaba en la pisadera de una de estas máquinas y ponía su mejor esfuerzo en echarle pasajeros... "A Viña-pe-pe perto!...Viña,Viña... pe-pe perto..." se le escuchaba gritar en los paraderos provocando la sonrisa y la simpatía de pasajeros que abordaban su máquina. Con los años logró vencer su tartamudez y ahora era un chofer de locomoción colectiva licitado del gran Valparaíso.
                   El hecho de trabajar a porcentaje  le aseguraba una renta suficiente, pero a cambio debía soportar humillaciones, malos tratos, y achacar la culpa de todas las evidentes injusticias "al sistema" en el cual se desarrollaba el transporte público. Había trabajado a cuota y a porcentaje, y en ambos casos había que luchar por la moneda.
                   En el troncal todos los conductores deben disputar los pasajeros mostrándose los dientes unos a otros para que al final del día el patron les dijese en tono socarron "anduviste con la puerta cerrada perrito"... "Están bajas tus guías, ponte la camiseta".

...
                   Era una mañana de otoño fría y nublada, con una suave llovizna cayendo sobre sus espaldas y el piso un tanto resbaloso le impedían apurar el tranco. Debía estar en la garita a las 6 de la mañana para cubrir el pase de 6.15. Había dormido poco y mal, sentía un cansancio acumulado de días, no solo físico sino también mental, le esperaban una pista resbaloza y tiempos a cumplir que eran otorgados mezquinamente. Además tenía la responsabilidad no solo de conducir, sino la de hacer plata, buscar el pasajero, o la cortada como se estila en la jerga autobusera, lo que hacía el trabajo altamente estresante, debido a la rivalidad, niveles de odiosidad que tal sistema imponía a los conductores.
               En un principio la competencia no le importó, pues sabía y era bueno actuando bajo presión. Los tiempos de desplazamiento eran directamente proporcionales a la avidez de los empresarios que los imponian, aplicando castigos diversos por los atrasos, lo que derivaba en carreras y colleras con otros conductores sometidos a una presión similar, "y al que no le guste, el portón de la garita es lo bastante ancho para largarse".
                  Logró llegar para revisar aceite, agua, retirar la guía y a la lucha... José era joven aún, tenía 4 hijos, esposa y suegra a mantener, y cuentas a cancelar. Por tanto, debía hacerse a la idea de que el sistema era así, por lo que estaba dispuesto a luchar por su "caliche", y si debía mostrar los dientes lo haría como el que más...
                  José salió de la garita a cinco minutos de su compañero, no obstante, había salido exactamente a la hora. Ocho minutos debían separarlo de su predecesor y de su antecesor, pues esa era la frecuencia en la mañana, lo que inplicaba que el compañero de adelante le estaba estrujando el horario. Era uno de los auto denominados "artistas", en teoria capaces de estirar su horario y después marcar la hora. El primer sapo que vio le anuncio la frecuencia, "10x5" le gritó, el artista de adelante se fabricó 10 minutos de cortada. José debió continuar lentamente, sabiendo que el reloj lo llamaba y debería correr pasado el centro de la ciudad. Los dientes apretados, un nudo en el estómago, la adrenalina a mil. El troncal comenzaba a recibir los vehículos que convergían de los barrios, principalmente en dirección a Viña y Valparaíso. Decenas de máquinas salían de los sectores y en el troncal disputaban los paraderos y los espacios de la calzada. Innumerables autos particulares, taxis y colectivos, dificultaban la tarea de José, agravada por la cantidad de semáforos.
              Había logrado subir unas cuantas personas, pero era el momento de ir a buscar el punto de la próxima marca. Hizo caso omiso de manos que lo llamaban, pasó amarillas con gusto a rojo, se abrió paso entre las otras micros que le disputaban los locales. A punta de cortes, logró llegar 1.50 de atraso, consuelo, estaba dentro de la tolerancia, mientras el sapo del lugar le gritaba: "¡vas a 6 minutos...!"

sábado, 12 de marzo de 2011

El perrito tenía un corazon de oro,a pesar de ser la oveja negra de su familia,siempre estaba ahí a la hora de ayudar a algun amigo,siempre andaba con la talla en los labios,alegre y dicharachero,pero su principal caracteristica es que tenía la marca del cazador.....era lacho como el solo,y su compinche era su amigo Agustín,su partner , el que le puso los temitas romanticos la tarde del partido,el que se lucía en los tres palos del arco del équipo ,y le ponía las pelotas para que hiciera los goles dentro y fuera de la cancha,con el recorrió toda la bohemia que ofrecía valparaiso en áquellos años,los separó por una decada casi ,la decision de su compadre agustín, de partir a buscar fortuna a otras latitudes.Años duros aquellos,pero el perrito aguantó,sobrevivió como muchos a punta de optimismo y buena onda.......Un día aparece su compadre de vuelta con un camión,fruto de su trabajo y sacrificio en tierras lejanas y frías,lo primero que hizo fue subir al camion al perro gerardo como copiloto,quien viviría con su compadre Agustín mil aventuras en sus viajes en el camión,.no le costó mucho a Agustín   encontrarle pega al camion,que a pesar de estar desfasado en algunos años cumplía con todas las exigencias y lucía imponente  con su color rojo recien pintado,el perrito contento por la peguita con su compadre,daba lo mejor de si mismo y pulía los cromados del camión,lo lavaba, pintaba los neumáticos, lo enceraba,lo andaba trayendo joyita .,comenzaron a prestar servicios a una empresa que tenía viajes por todo Chile ,primero pincharon la temporada de la fruta y su centro de operaciones era el puerto de san antonio,ganaban buena platita y disponían recursos para incursionar en la bohemia del puerto, en donde el perrito se sentía a sus anchas .,tomandose un copetito junto a su compadre ,y encandilandose con el ritmo de alguna chiquilla de dudosa reputacion,la , pista de baile lo atraía como un íman , en donde hacía gala de un sinfín de pasos bien aprendidos , le producía alegría y era el lugar propicio para enganchar alguna minita ,  y  hacerle un pase a su compadre Agustín que esperaba confiado , en la habilidad del perrito para esos menesteres.....Pronto comenzaron a salir viajes largos , ciudades y  carreteras del sur y norte de nuestro país , les vieron pasar y fueron mudos testigos de sus andanzas,o mejor dicho aventuras , aunque la mayoría de las veces eran historias repetidas de faldas y amores fugaces.Agustín no pasaba penas con el perrito,claro que mas de un dolor de cabeza le provocó su constante afición de enganchar a la primera oportunidad que se le presentaba o que se fabricaba....Un día Agustín para el camión en la serena , y  manda a su compadre al banco a cobrar un cheque, eran las once de la mañana cuando partió y eran las dos de la tarde,cuando Agustín ya emputecido por la demora  , le vió llegar acompañado de dos mujeres bastante agraciadas , cada una con un bolso de mano....:compadrito, le dijo el perrito, le presento a carla y rosita , van a ir con nosotros a Iquique,vinieron de santiago a tomar unos días de sol , y ha estado nublado todos los días,en Iquique es otra cosa , hay un sol maravilloso y tienen la zofri,para ir de compras....no es cierto..?  compadrito...

viernes, 11 de marzo de 2011

y sus miradas convergían -el llamado cont.8

El lugar en sí,invitaba a ese tipo de reflexiones y debates,los cuatro sentados en la planicie de una roca,sentían el viento en sus caras,y sus miradas convergían al vuelo de un cóndor que hacía circulos y planeaba en los alrededores,diciendoles en su vuelo que él,era el dueño y señor de esas alturas ,los cuatro lo contenplaban en silencio y el sentimiento era unánime,pequeñez y conciencia de tal condición,el gringo y su mujer disfrutaban una luna de miel muy particular ,desde el momento que en el paseo bolognesi de arica,vieron esta linda pareja que escribía frases de amor en sus pétalos de rosa,Mía la mujer del gringo,que tenía ciertos dones,se sintió inpactada por la blancura de sus auras,procediendo  a acercarse y entablar una conversación,después de comprarles una rosa que decía ..."En el amor ,no hay temor",frase que se acomodaba a sus miedos y temores,pero que aquí ,con el cóndor planeando en los alrededores,parecían lejanos e injustificados.El gringo absorto en sus pensamientos,reafirmaba su fé muy especial,que no le privaba de nada,pero que lo mantenía en una búsqueda incesante de lo dívino,pero a través de su estilo un tanto desordenado e irreverente,Claudia  era objetiva y pragmática,estaba enamorada,se sentía correspondida y para ella ,eso era lo relevante,la ídea de Dios para Claudia era un tema resuelto,Dios había puesto a Israel en su camino y su mirada trascendía el condor que orgulloso,planeaba y planeaba.......Atrás quedaba el recuerdo de ese viaje,dos días de caminata por senderos entre las montañas,los mismos  que caminaran los chasquis por encargo del inca,y  que en cualquier recodo cambiaban  el paisaje,mostrando terrazas de cultivos emplazadas cerca de ruinas milenarias..las conversaciones que en sí mismas le mostraban a Israel , su necesidad de respuestas trascendentales acerca de la existencia, y que en esa paz otorgada por las montañas,. podría acercarse a un conocimiento mas profundo acerca de sí mismo..El gringo y él tuvieron un viaje, durante el campamento donde pernoctaron antes de llegar a la ciudad sagrada , bebieron un brebaje preparado por el gringo , que para Israel fue una larga experiencia de angustias , visiones , y de ratos de una placentera armonía , y otros en donde sentía sus sentidos completamente exacerbados , y en el plano de las ídeas,desfilaban conceptos y dogmas  con absoluta claridad , y la fé comenzaba a llenar  un espacio en su interior , otorgando respuestas a las preguntas que desde hacía mucho tiempo rondaban  su espíritu .Claudia y la gringa no participaron de ese viaje , pero estuvieron atentas al desarrollo del mísmo ,debían arribar la tarde siguiente a Machu-Pichu de acuerdo a lo pactado con el guía ....El gringo y su mujer eran un recuerdo en sus mentes,como también lo eran áquellas montañas majestuosas y las experiencias allí vividas,volvían con la certeza de estar mas unidos,y dispuestos a tomar lo que la vida les ofreciese ,para alcanzar una pócima de la ansiada felicidad . .Al volver quisieron caminar juntos por los senderos del parque en donde se conocieron , se encontraron en la entrada con un gran bullicio , y una música que provenía de una carpa gigante instalada frente al lugar donde estaban sus amigos ajedrecistas , y un lienzo en la entrada que decía:  JESUS TE AMA   ,siguieron su camino adentrandose en el parque en silencio  ,tomados de la mano y en ambos corazones la frase del lienzo abría una puerta hasta entonces desconocida , siempre en sus análisis se hablaba de Dios , ser superior ,deidad ,divinidad , etc , ahora esas ideas abtráctas se personificaban y aparecía un nombre , alguien distinto de ellos mismos les declaraba su amor , había algo en el interior de ambos que los impulsaba a sentir curiosidad , un deseo de escudriñar la naturaleza de aquel amor, que se les ofrecía con grandes letras rojas....Permanecieron mucho tiempo en la tranquilidad de la laguna hasta que el sol comenzó a perderse en medio de los arboles,tomados de la mano ,comenzaron a internarse en el sendero que conduce a la salida principal, que a esa hora mostraba una carpa iluminada que acogía a mucha gente en su interior,que cantaban cánticos y se mostraban felices,y repetían a coro una frase que no pasó desapercibida para ellos:El me ama ....El me ama......El me ama..su nombre es Jesús.!...Sin decir palabra,se acercaron tomados de la mano,adentrandose en ese mundo desconocido justo en el momento, que a la tarima subía un hombre flaco  ,de  terno gris , con una biblia en su mano , su rostro sereno transmitía cierto aire de autoridad , que provocó el silencio de todos los presentes,Israel y Claudia le miraban con atención ,cuando de pronto el hombre flaco con un gran vozarron dice :   NO HAY DIOS....!! repite tres veces la frase ante el desconcierto de los presentes que no entendían de que estaba hablando el predicador,el cual  se desplazaba de un lado a otro sobre la taríma, y continúa ..:Dios  es la respuesta fäcil a las interrogantes de la humanidad ; Dios es la fuerza de los dëbiles ; y mientras hablaba argumentando un arsenal de razones para negar la existencia de Dios ;citando Darwïn y la teorïa de la evoluciön ; entre otros ejemplos ; su rostro se endurecïa y esa autoridad que emanaba de su ser se transformö en susurro  cuando dijo; todas esas razones las esgrimen aquellos que no han tenido un encuentro con Jesucristo,casi media hora negando la existencia de Dios,y una frase lo cambia todo,Jesus te ama y el quiere tener un encuentro contigo esta noche,y un viento recio estremeció la carpa derramando entre los presentes,aquel amor anunciado con grandes letras rojas ,quieres encontrarte con Jesús? ven a su encuentro,repetía el predicador .........

jueves, 10 de marzo de 2011

Monsieur Bom Bom

               Cada mañana al despertar Maurice Gagnon se sentía contento de acudir a su trabajo. Provenía de una familia quebecoise de pura lana, sin mezcla, orgulloso de ser francófono. Hasta en su juventud participó del movimiento por la liberacion de Quebec, pero se dio cuenta de que era un sueño imposible, además su idioma en Montreal estaba lleno de anglicismos...You know?.
                    Decidió postular a un trabajo en la S.T.C.U.M (Sociedad De Transporte de La comunidad Urbana de Montreal), empresa de la Ville de Montréal cuyo objetivo primario no es el lucro sino la satisfacción plena de las necesidades de transporte de los ciudadanos, los cuales por una módica suma compran su tarjeta, la cual sirve para todo el mes y la pueden ocupar libremente tanto en buses, como el metro de la ciudad.
                  Aprendió a conducir, ese era su objetivo, su sueño acariciado por mucho tiempo. Veía a los conductores contentos con su trabajo, respetados por la comunidad, y con un nivel de rentas que otorgaban seguridad. Pues bien, pasó por varios puestos hasta que le asignaron una máquina para conducir. Desde su primer día supo que eso era lo que quería hacer en la vida. Lo tomó con alegría y en una ciudad como Montreal, absolutamente cosmopolita, tuvo ocasión de tratar con gente que provenía de diferentes partes del mundo. Hindúes, asiáticos, africanos, europeos, latinos... todo tipo de lenguas, pero él les hablaba solo en francés y exigía que se le hablara solo en francés. 
                 Era un tipo bonachón, simpático y le pareció buena idea de obsequiar a sus pasajeros un bom bom, lo cual era un gasto que hacía gustoso, al subir cada pasajero que lo saludaba espontáneamente en francés, se ganaba un bom bom. Hindúes, asiáticos, y otros eran reticentes a hablar francés, para ellos les bastaba manejarse en ingles, pero cuando se daban cuenta quien era el conductor, subían y saludaban... "Bon Jour monsieur C`a va?" y se ganaban una sonrisa junto con un bom bom.
               Decidió Maurice Gagnon además celebrar las festividades patrias de diferentes países adornando su máquina con los colores del país festejado, la música del país, lo que hacia las delicias de los pasajeros....

             Maurice Gagnon tenía ademas la virtud de cantar, y muchas veces lo hacía al conducir su autobús. Viejas canciones quebecois con su potente voz tenían acostumbrados a los pasajeros que aparte del bom-bom, disfrutaban de la simpatía de Maurice. Él se preparaba para celebrar las fiestas, adornando la máquina con banderines y los colores respectivos, aparte de música del país festejado. Demás está decir que el costo lo asumía en plenitud, dejándole al final del día la satisfacción de arrancar sonrisas entre sus pasajeros.
        Uno de estos días que Maurice celebraba la fiesta de Vietnam, conoció a la que sería el amor de su vida, una joven de origen asiática nacida en Montreal, hija de inmigrantes vietnamitas llegados de Saigón y que tenían un restorante en el centro de la ciudad. El flechazo fue recíproco, a ella le pareció simpática la iniciativa de Maurice y su galantería para con ella la cautivó. Fue así que al momento de bajar le dio una tarjeta con sus datos, la cual Maurice atesoró y durante días esperó la ocasión para llamarla...


        La parada tenía en su interior la información horaria de la pasada del autobús, que la llevaba cada mañana al centro de la ciudad al negocio familiar, un restaurante vietnamita muy apetecido y concurrido, el cual era dirigido por Lefong, quien lo habia transformado de ser un lugar de encuentro de inmigrantes vietnamitas con su comida ancestral, refugio para las frías y duras jornadas del invierno canadiense, a un referente obligado dentro de la multiétnica gastronomía de la ciudad. 
              Le Petite Saigon era pues un fructífero negocio,con una entusiasta clientela que llenaba las mesas cada día. En la cocina, Lefong llevaba la batuta de esta orquesta afiatada, que fácilmente despachaba en promedio 400 o mas órdenes cada dia. A Lefong-hua nunca le preocupó otra cosa que el éxito del proyecto familiar. Le dedicó su tiempo y su energía, no quiso compromisos ni flirteos con nadie,salvo un romance furtivo en la secundaria. Ese era a sus 27 todo su historial, no obstante, su hermosura en materia amorosa. 
               Sin embargo, estaba en la parada con el corazón marcando el ritmo de una manera inusual o desconocida para ella. Le pareció ver en la mirada de aquel conductor algo diferente que la cautivó desde el primer momento. La máquina adornada con colores patrios, los bombones, el canto de Maurice y su sonrisa la llevaron a cometer la irreflexiva acción de darle una tarjeta del restorant con su nombre impreso,al momento de descender...


              Esa mañana Maurice estaba contento, a pesar de la nieve y la tempestad sabía que en ese horario en la Avenida Du Parc subiría como cada mañana ella, su frágil figura y hermoso rostro era un recuerdo recurrente. Había sido reticente al amor por mucho tiempo, después de recoger los pedacitos de su corazón, esparcidos en aquel parque, después que su amada pure-laine (pura-lana) quebecoise le dijo que ya no lo amaba, pero la sonrisa de esta mujer asiática lo atrapó con solo decir "merci" cuando le obsequió su bom bom. Ahora la tendría en posición para dar un pasito, no sin temor en el camino del amor, sentía cierta inquietud a no ser correspondido, miedo a tener una relación distinta y efímera. No obstante, se acordó de Verdi y comenzó como era su costumbre a cantar de menos a más, sacando su mejor do, bajo la mirada cómplice y atenta de sus pasajeros, llegando a la parada Laurier justo para recibirla a ella en el remate de su canto...
          Realmente su hermosura contrastaba con la uniformidad y similitud en las facciones que las hacían a todas muy parecidas. Cuerpos frágiles y graciosos que en Montreal puedes ver en todas partes, pero ella a los ojos de Maurice tenía en su rostro además de hermosura, la serenidad y la dulzura que lo invitaban a seguir el impulso de aquella mirada. Le estaban quebrando el servicio tan solo con su: "bon jour, monsieur saba bien cet matin?" y su sonrisa resplandecía en aquel rostro perfecto, tanto que Maurice olvidó ofrecerle su bom-bom "oui, saba mademoiselle" alcanzó a balbucear mientras ponía en marcha el autobús hacia la próxima parada, y en su interior se recriminaba el haber perdido la ocasión de piropearla, cubrirla de halagos con el tacto y tino que ameritaba su hermosura...



                   Maurice estaba parado en el portal del resto Le Pétite-Saigon, y una tarjeta en su mano con el nombre de Lefong confirmaban la decisión de avanzar en aquel camino. Quería verla, más bien admirarla. Aquellas dos semanas de vacaciones en Trois Riviere lo habían hecho reflexionar, no le gustaba la soledad en que se encontraba, necesitaba una relación más allá de la carnalidad. En su interior soñaba con una familia, niños y una mujer dispuesta a completar su idea de la felicidad. Le sorprendió al entrar la ornamentación del resto, la disposición de las mesas, los detalles bien logrados, la clientela bulliciosa que en ese horario llenaba el salón principal y los dos salones aledaños. Se dirigió hacia la mesa que le indicaban y supo que la mano de Lefong estaba detrás de cada detalle...
            Por su parte, Lefong era la batuta de una cocina bien afiatada. Cada uno de los siete colaboradores con que contaba sabían exactamente el trabajo y en ese horario se escuchaba la voz de Lefong distribuir las órdenes con seguridad... sopa Tonkinoise, Pato ho-chi -min,rollitos vietnamien, serpiente de agua, cerdo a la menta, y una infinidad de colores y sabores desfilaban a las mesas de alegres comensales... 
              Entre ellos Maurice, el alegre Monsieur-bom-bom del transporte público montreales, que maravillado esperaba dilatar al máximo sus fideos de arroz. Su naturaleza extrovertida le instó al momento de pagar la cuenta, solicitar la presencia del chef,(Lefong-hua) so pretexto de felicitarla, para verla y encontrar en su mirada la respuesta a las interrogantes que se agolpaban en su interior. Con la tarjeta en la mano la esperó pacientemente. El "resto a esa altura había bajado la demanda, por tanto Lefong al ser consultada al requerimiento en cuestión, accedió gentilmente y se aprestó a salir al salón como en otras ocasiones: "Il faut etre poli". La cortesía era política de la casa, sus ancianos padres la observaron salir de la cocina y dirigirse a la mesa 28. Se sorprendió al ver en aquella mesa a Maurice, el señor de los bombones y los trozos de opera que habían despertado en ella aquella inquietud que creía superada, la estructurada, fuerte y determinada mujer, que creía ser se desplomaba y el corazón galopante le anunciaba que no era precisamente la comida, la razón que la acercaba a aquella mesa,sino más bien algo mas íntimo, personal y muy difícil de explicar...
              Por su parte Maurice la vio venir estilizada y bella, dentro del característico uniforme cocinero, que todo su desplante se vino abajo y solo atinó a decirle: "voullez-vous marche avec-moi?". Lefong le miró directo a los ojos.
            Monsieur bom bom siguió conduciendo y cantando, por las calles de Montreal, realizando su trabajo con agrado y sus pasajeros disfrutaban de un servicio relajado y eficiente. La sonrisa de Maurice daba cuenta de un conductor realizado con su trabajo, bien pagado, respetado, y consciente de la importancia de su función, desplazar a los habitantes de la ciudad con agrado y seguridad. En lo personal,  su relación era fuerte, había construido  una familia en donde el amor era la base, con respeto y  dedicación. Lefong administraba a la muerte de sus padres en plenitud le Petite Saigon, en tanto su corazón estaba plenamente feliz, cinco años de relación, un hijo hermoso con rasgos orientales que acompañaba a su padre a comprar los bombones, banderas y adornos, pues el día siguiente era la fiesta de Italia, y su padre se disponía con alegría a celebrarlo a punta de tarantelas,  con sus pasajeros, que agradecidos disfrutaban la locura de Monsieur bom-bom...
           Maurice era un hombre feliz, plenamente realizado en diversos aspectos de su vida, emocionalmente fuerte, con una familia que lo apoyaba y participaba con agrado de sus excentricidades. Sentía el aprecio de sus pares, conductores del sistema de locomoción colectiva del gran Montreal, quienes miraban con simpatía su afición de regalar bombones a sus pasajeros, y celebrar a su manera las festividades patrias de diversas naciones, con importante representación en la población de Montreal. 
           Esa mañana se sentía particularmente contento, pues Lefong, su esposa vietnamita le había anunciado que sería padre nuevamente, soñaba con que fuera una hija y en su mente la imaginaba feliz, jugando y cantando aquellas canciones quebecois que había aprendido cuando niño, y que su hijo luc tatariaba a sus cinco años. Maurice amaba su trabajo,le gustaba que sus pasajeros se sintiesen gratos en su máquina, además el sistema de trabajo le permitía hacer el trabajo de una manera relajada. Los tiempos de desplazamiento eran conocidos por los usuarios, como también la llegada a cada parada, en su ruta estaba la avenida Du parc que bordeaba el barrio de Outreumont, con una notoria presencia de familias judías ortodoxas que aquella mañana caminaban raudos hacia la sinagoga, con sus trenzas y sus lentes gruesos, todos vestidos a la misma usanza, en grupos, de a dos, todos tenían en común no solo la fe, sino un gran parecido físico, que parecían ser literalmente miembros de la misma familia. Subieron unos jóvenes con tambores que acudían al Mont-royal, donde se celebraba como cada año, el fin del invierno y la llegada del periodo estival, la fiesta del tam-tam...
            El paso del crudo invierno a la primavera en Montreal, es un proceso rápido y colorido no solo se derrite el hielo en las calles, dando paso a un colchón verde que surge espontáneo, en plazas y jardines, sino también el que se acumula en los corazones de los habitantes de la ciudad, durante el rigor del invierno, pareciera que la alegría, la sonrisa, desaparecieran del rostro de muchas personas, pero al escuchar la llamada del primer tambor... "tam-tam... tam-tam", y la respuesta de otro, en otro sector de la ciudad... "tam-tam", convocando a celebrar el arribo de la primavera, se produce una transformación colectiva, se acaba el encierro, la tristeza durante esta corta transición. Aparecen las mesas al exterior en los cafetines de la Rue San Dennis, por ejemplo, las mujeres proceden a estilizarse, depilarse y todo proceso que las haga sentirse acorde con la belleza de la primavera, que regala jardines de tulipanes multicolores por doquier, muchas están con el corazón dispuesto en esta época a tener un affaire, vivir intensamente la vida, en la estación mas hermosa del año, probablemente con algún chileno afincado por esas tierras(comentario ultra-patriotero). En fin, el amor está en el aire...
          Maurice esa mañana de domingo se despertó con el ruido de los tambores, él vivía junto a Lefong y su hijo Luc muy cerca del Mont-Royal, que es el epicentro de esta fiesta colorida. El primer domingo primaveral, tambores, danzas, acrobacia, malabarismo, es el Cirque Du Soleil, popular de la gente que llega en masa a este lugar y entre ellos, bajo un ensordecedor y rítmico "tam-tam... tam-tam", junto al Totem-Mohawk danzando con la camisa en la mano, agradeciéndole al padre-sol su llegada, con su cuerpo empapado en sudor estaba Maurice, Monsieur bom-bom, que no se cansaba de girar y danzar.......

domingo, 6 de marzo de 2011

QUE TIEMPOS AQUELLOS-EL PERRO GERARDO

La primera vez que lo ví,fue en un partido de futbol de esos con recibimiento incluido,jugaban tres équipos de los edificios donde yo vivía en viña contra tres équipos de la poblacion esmeralda de Quilpué, me causó mucha simpatía el hecho de advertir que a pesar de no ser muy agraciado fisicamente,en honor a la verdad era feo de frentón,suplía tal carencia con un desplante admirable,una labia y una chispa espontánea ,no tenía ningun problema en sacar a bailar a la mas bonita al momento de bailar y repetirse el plato si era necesario,ante el asombro y la envidia de los galanes que se creían con ventaja,en esa oportunidad , despues de los partidos había un asado bien regado para todos los presentes y despues en una ramada a un costado de la cancha,venía un baile donde compartían ganadores y perdedores,visitas y anfritiones,habían dos o tres mesas donde estaba la mas rica con un séquito de amigas,que bailaban con los muchachos de ambos équipos,de pronto se paró caminó hacia donde estaba el encargado de la música,le dijo algo al oido y haciendose el huevon caminó hacia la rica justo en el momento en que por los parlantes comenzaba a sonar un tema de los angeles negros,con ventaja respecto de los galanes se acerca a ella para decirle..:no acepto un no como respuesta ...bailemos....?ella lo miró divertida y salió a la inprovisada pista ante el estupor de los que llegaron placé,al verlo bailando mejilla a mejilla,hablandole al oído , bien apretadito con la mas rica y con la conplicidad de su amigo, que sin pausa le tiró tres temitas romanticos para que su compadre el perrito hiciera su mejor jugada de la tarde...

jueves, 3 de marzo de 2011

el llamado cont.7

Israel y claudia al termino de ese verano regresaban de un viaje mochileando por el norte,partieron con un presupuesto limitado ,pero que aumentaron en las diferentes ciudades que visitaron,con una habilidad adquirida por ambos ,que era grabar frases de amor en pétalos de rosa,las cuales adquirían parejas de enamorados que encontraban una hermosa manera de expresar sus sentimientos,así recorrieron balnearios,ciudades y llegaron a maravillarse en las alturas de la cordillera de los andes;en el lugar mas majestuoso del planeta ,las cumbres de machu pichu,algo en el interior de ambos se activó ante la imponente belleza de los macizos andinos,y los hizo sentirse diminutos e insignificantes ,y la idea de buscar lo espiritual, lo divino,nacía espontaneamente en sus corazones,pero el camino elegido no era el correcto,habían conocido una pareja de gringos en el paseo bolognesi de arica con los cuales fumaron un poco de marihuana ,y mantuvieron largas conversaciones acerca de lo humano y lo divino,recitaron algunos versos de los vedas,se sentaron en la posicion del loto frente a una imponente puesta de sol,en la playa de chinchorro.ahora los volvían a encontrar en el tren andino,y volvían a aparecer las mismas conversaciones e interrogantes:quien soy?... de donde vengo?...hacia donde voy?....creacion o evolucion?Israel a pesar de su experiencia y el llamado recibido, razonaba y abrasaba los argumentos de la ciencia,con una tozudez que a Claudia desconcertaba,pues lo observaba mientras negaba la existencia de un ser superior, no del todo convencido de sus propios argumentos , solo para burlar la mirada del niño ,que aparecía en su memoria y la voz de trueno que imaginaba escuchar en la inmensidad de esa noche estrellada , habia un poderoso conflicto en su interior,pero sabía que su busqueda recien comenzaba..........

El combo de la verguenza.

Con estupor capté en un noticiario cualquiera,el testimonio de una joven estudiante, que recibió la agresion cobarde y repudiable,de un colega conductor de micros del tranvalparaiso,quedando la niña con su ojo morado,y todo por la validez o no de su pase escolar,tal reaccion no se justifica y da cuenta del grado de intolerancia que se vive en la actualidad...Maricón es todo áquel que golpéa a una mujer,y,doblemente maricón si se trata de una niña.Con ésta claridad los invito a revisar otras aristas del tema.El pase escolar es una papa caliente que pasa de mano en mano,autoridadesy empresarios no logran resolver ésta ecuacion,pues desde mi punto de vista,ha sido mal planteada ,desde el momento que se comenzó a pensar un sistema de transporte público de calidad y se mantuvieron para éste sistema ,todos los criterios mercantiles,conque se maneja éste negocio,en la práctica los conductores salen a hacer plata y los escolares no son rentables,hay una subvencion,pero que es solo para el empresario,el conductor que trabaja a porcentaje,y en muchos casos a cuotas elevadas con tarifas disminuidas,lleva a que es el conductor el responsable de generar y hacer rentable el negocio,debe fabricarse su renta día a día y el ansiado lucro de los empresarios, los escolares en éste contexto no son negocio.Mientras los empresarios siguen presionando a la autoridad,para ver como se financia el pase escolar,algun bono puede caer a sus arcas por éste concepto,....Pero no debieran ambos(autoridades y empresarios)enfocarse en lo primordial y a mi juicio lo mas relevante, brindarles a la ciudadanía un buen servicio,pero tal esfuerzo está muy lejos de ser una prioridad en sus cabezas,mientras éste y otros elementos esten fuera del planteo de la ecuacion ,jamas la resolveran....Mientras esperamos que acontece , invito a mis colegas a ser tolerantes y criteriosos en lo que concierne al pase escolar, dandole al trabajo que realizan la dignidad que le hace falta,estoy seguro la mayoria de los estudiantes y público sabran valorar y brindarán su colaboracion en el uso del mismo,dentro de un marco de respeto .